Desde hace año y medio las dos instituciones entraron en contacto y gracias a la calidad académica y manejo del inglés, demostrado por los estudiantes del programa de Ingeniería en Energía, se dio esta alianza de cooperación mutua para el intercambio académico y la investigación.

Su primera investigación conjunta denominada Proyección de la energía renovable en el sistema energético nacional, busca cuantificar la preferencia del consumidor residencial por las energías renovables frente a las fuentes de electricidad convencionales, mediante el desarrollo de un modelo de elasticidad de demanda en Colombia. El resultado será una metodología de bajo costo y altamente aplicable para facilitar la toma de decisiones a la hora de planear el abastecimiento eléctrico del país y mejorar la penetración de la energía renovable.

“Este proyecto trae varios beneficios para Colombia pues hay zonas remotas donde no tienen energía eléctrica y llegar allí es muy costoso. En comunidades así es más fácil llegar con energía solar por ejemplo.  Además el precio de las energías renovables no fluctúa, mientras que con la energías tradicionales sí y si quieres acceder a ellas tienes que pagar lo que cueste”, afirmó Hope Corsair, profesora asociada del Instituto Tecnológico de Oregon, en Estados Unidos.

El proyecto está siendo desarrollado por estudiantes del semillero de Prospectiva energética de la UNAB, bajo el liderazgo del profesor Leonardo Esteban Pacheco Sandoval, el ingeniero en Energía de la UNAB, José Suárez Díaz, y un equipo interdisciplinario de Oregon Tech. “Lo que queremos analizar es cómo el comportamiento de consumo de las personas puede cambiar la mirada energética y cómo la mirada energética puede cambiar los hábitos de consumo, por eso nos apoyamos también en expertos de áreas sociales que nos ayuden a entender más allá de los números”, añadió Corsair.

Para José Suárez, graduado UNAB y hoy estudiante de la Maestría en Energías Renovables en Oregon TECH, “en la región se han hecho ejercicios de prospectiva energética, pero lo que estamos haciendo nosotros es un ejercicio que va antes de esa prospectiva. Es un análisis de la data, estudios estadísticos, econométricos y modelos matemáticos, para reconocer cómo eso se comporta y de esta manera dar una alternativa para la formulación de esos análisis prospectivos. Analizamos factores como fenómenos climáticos, el envejecimiento poblacional y cómo eso afecta el comportamiento de consumo”.

Una alianza prometedora

En días pasados Hope Corsair visitó por primera vez Bucaramanga y la UNAB. Tras su visita por las instalaciones y los espacios de interacción con los estudiantes de Ingeniería en Energía, tomaron forma varias ideas de beneficio académico para los estudiantes de las dos instituciones, que esperan consolidar en el corto plazo.

“La idea es que el estudiante de pregrado en la UNAB, logre con cursos coterminales cursar el primer año de la maestría que ofrece Oregon y luego viaje a cursar el otro año allá en Estados Unidos, para así obtener el título del Instituto Tecnológico de Oregon”, explicó Leonardo Esteban Pacheco Sandoval, director de la maestría en Ingeniería en Energía de la UNAB.

Otras de las iniciativas le apuntan a pasantías, movilidad de profesores y la creación del Observatorio de Energía Prospectiva UNAB Oregon TECH.

“Esta alianza nació de nuestro graduado José Suárez y está soportada en el trabajo de los estudiantes del semillero, si ellos no hubieran dado la talla, todo esto no hubiera sido posible”, concluyó Pacheco Sandoval.