Según el Observatorio de Educación Superior del Ministerio de Educación, los graduados de la UNAB hacen parte del grupo de profesionales mejor remunerados del país.

“Creo que es el resultado de una serie de bastantes años, en los cuales se ha venido trabajando de manera sistemática y decidida con un grupo muy amplio de personas, es el reflejo del trabajo de un equipo grande en el que se tiene muy claro el tema de la calidad en la educación y la pertinencia de los programas que corresponden a los requerimientos de la región y el país”, señaló el rector de la UNAB, Alberto Montoya Puyana.

Este es el caso de programas como Administración de Empresas, Derecho, Medicina y Economía, áreas de formación en las que sobresalen en comparación con otras instituciones de educación superior en el oriente colombiano. A nivel nacional la UNAB se equipara con ciudades como Barranquilla y Cali, y es superada por Medellín y Bogotá, en donde los promedios de los ingresos son más altos. En el caso local los profesionales registran ingresos de $ 3’353.885 (Administración de Empresas), $ 3’176.960 (Derecho) $ 2’814.066 (Medicina) y $ 1’954.713 (Economía).

Para el decano de la Facultad de Ciencias Económicas, Administrativas y Contables, Jorge Raúl Serrano Díaz, “esto es un reconocimiento al buen trabajo. Para que aquella gente que aún tiene dudas se dé cuenta que sí somos lo que la región necesita, estamos formando la gente que se necesita, que esa promesa de valor que hacemos se está cumpliendo, de que cada vez lo estamos haciendo mejor, colaborando, trabajando muy fuertemente”, dijo.

El programa de Administración de Empresas cumplirá 50 años, convirtiéndose en el más antiguo de la Institución. “Es un pregrado completamente maduro, que cumple 16 años de acreditación de Alta Calidad y que es reconocido a nivel nacional y regional”, agregó Serrano Díaz.

Esta medición es realizada por el Ministerio usando un nivel de inserción de los graduados en el mercado laboral creado por ellos a través de una Tasa de Cotización (TC), que consiste en la relación porcentual entre el número de graduados que cotizan al sistema general de seguridad social y el número total de graduados en un determinado año. Igualmente se documentan los ingresos percibidos por quienes terminan sus estudios.

“El sello de un egresado UNAB, especialmente en el campo de la medicina, está compuesto por un proceso de formación integral, logrando profesionales no solamente por el conocimiento disciplinar, las destrezas y el entrenamiento que se tiene, sino específicamente porque formamos seres humanos, personas que realmente quieren servir a la sociedad, nos preocupamos por ello”, indicó el decano de la Facultad de Ciencias de la Salud, Juan José Rey Serrano.

Ser pertinentes en la búsqueda de generar calidad, conocimiento y creatividad, son algunas de las claves para que egresen profesionales con valor agregado capaces de adaptarse y enfrentarse al mercado laboral, subrayó el rector Montoya Puyana.

 

Tabla Técnica