Laura Piedad Gaona Cepeda graduada de la primera promoción de enfermería de la UNAB en 2011, fue la enfermera encargada de recibir al primer paciente de la Clínica Foscal Internacional, en la actualidad, se desempeña como especialista en el área de Diabetes en un laboratorio médico Alatheia Medical en Chile.

“Ser las pioneras de este programa fue la mejor experiencia y me siento orgullosa de ser Enfermera UNAB”

¿Por qué decidiste estudiar Enfermería en la UNAB? Durante mi época colegial siempre quise estudiar una carrera referente a la salud, la Enfermería  llegó a mi vida cuando menos lo esperaba. Escogí el programa de Enfermería UNAB porque era nuevo y eso me creaba grandes expectativas,  y porque no decirlo temores también, pero ser la primera promoción de Enfermería fue el reto y logro más satisfactorio de mi vida.

¿Recuerdas con especial aprecio a algún docente de la UNAB? A muchos… la Jefe Olga Gómez, directora del Programa, fue más que eso, fue una madre enfermera que nos guió y siempre dio lo mejor de ella para que nosotros nos educáramos como las enfermeras integrales que somos. La Jefe Lina Granados, hizo que yo amara una de las tantas ramas de mi carrera: la Obstetricia, me enseñó lo bello de la atención de enfermería al binomio madre-hijo, por ello fue elegida como mi madrina de imposición de tocas, una ceremonia que marca la vida de toda enfermera.

¿A qué factores de tu formación universitaria atribuyes los logros que has tenido en tu  vida profesional? A la educación integral que ofrece la Universidad, a que me refiero con ello, a que nuestros docentes no solo se preocupaban por entregarnos su conocimiento conceptual sino también por inculcarnos el amor hacía la profesión, y yo creo que la clave del éxito profesional depende en gran medida del amor que uno sienta por lo que hace. En mi caso, ser enfermera es lo que más me gusta hacer en la vida.

¿Cómo iniciaste tu vida laboral?  tuve la  gran fortuna de trabajar en la mejor de las clínicas de Bucaramanga, la FOSCAL. En esta institución continúe creciendo como profesional, apliqué todo el conocimiento aprendido durante la vida universitaria, desarrollé habilidades referentes a mi profesión, fue una gran experiencia laboral y gracias a las bases ganadas aquí, he podido seguir desarrollándome exitosamente en mi profesión.

¿Cómo fue el proceso de convalidación de tu título profesional en Chile?

Para el proceso exigen presentar el diploma, y las notas alcanzadas durante todos los semestres en cada una de las asignaturas vistas, gracias a que siempre mantuve un promedio alto y venía de la UNAB, el trámite fue rápido.

¿Qué percepción tienes de la UNAB ahora que vives en Chile?

La UNAB al pasar los años ha ganado reconocimiento. Ver el crecimiento que ha tenido el programa de Enfermería, es un orgullo para mí, ya que nosotros como primera promoción fuimos el pilar fundamental para que las enfermeras UNAB seamos reconocidas en el país y fuera de él.

Desde tu óptica profesional ¿qué consejo puedes darle a tus futuros colegas?

Aprovechen el tiempo universitario y saquen el jugo a sus docentes, todos los momentos brindados por el programa de Enfermería son pensados para ustedes, para que desarrollen todo su potencial y sean los mejores profesionales.

Siempre tengan metas claras, pues si se tiene en mente un objetivo claro, con empeño y pasión todo se logra. No se conformen con lo que tienen, busquen superarse, si cumplen una meta, busquen la siguiente y que cada una sea mejor que la anterior, lograr superarse a uno mismo es una gran satisfacción.

¿Qué proyectos contemplas a fututo? Seguir creciendo en mi profesión, escalando y alcanzando metas propuestas, quiero continuar alimentando mis conocimientos y en un futuro ser mi propio jefe, tener algo mío, con lo cual pueda ayudar a las personas que lo necesiten.

¿Qué beneficios te gustaría recibir  por parte de la Universidad?

Me gustaría que la UNAB, me ayudara con sus convenios en Chile, para hacer una especialización, maestría o diplomado.

 

 

Tabla Técnica

Autor 
Fecha 
Mar 24, 2017
Tipo 
Noticia